Nuestras castañas provienen de los bosques gallegos y son cuidadosamente seleccionadas para garantizar su calidad y sus características naturales, sin llevar ningún tipo de añadido o conservante. Ideales para disfrutar al natural o preparar exquisitas recetas

Asesoramos periódicamente a nuestros proveedores para optimizar la producción de los frutos, y una vez recibimos las castañas, éstas se calibran y se desinsectan al agua (sin utilización de pesticidas). Después, las castañas son cepilladas y seleccionadas, de forma que garantizamos que las castañas frescas que recibe nuestro cliente sean de gran calidad y que mantienen todas las características naturales de las castañas gallegas.